sábado, 4 de junio de 2011

Soluciones para centralizado de persianas

Menos mal que hoy en día hay solución para todo y es que, cuando comienzas a realizar una instalación, nunca sabes cómo pueden terminar las cosas.
Todo comenzó con la típica clienta que sólo quería tumbar un par de paredes y motorizar todas las persianas.
En principio no era nada del otro mundo, alimentar las persianas, ya que estas iban por radiofrecuencia, redistribuir la cocina, rehacer la instalación en un par de paredes y poco más.
Desmantelas la parte de instalación que toca, respetas la que queda, pones el tubo para el nuevo recorrido, poco más.
Pero poco a poco ves como la clienta va cambiando de opinión. Dónde habían 6 puntos de luz, ahora quiere 18, ese tabique que no tocabas lo tumban, dónde iba escayola ya no vá, esa puerta que no quedaba, ahora va, en ese tramo en el que no has podido poner tubo por haber un pilar o una jácena, han hecho una cajonera de escayola (con lo bien que te habría venido para poner el nuevo tubo) y cuando te das cuenta, has cambiado toda la instalación, pero a trozos y a base de realizar diferentes viajes.
Comienzas a visualizar cómo quedará la instalación y te das cuenta de las vueltas que tendrás que dar con los retornos y de la cantidad de circuitos nuevos que tendrás que pasar y claro, te has quedado justo.  Para mas colmo, la clienta te pide que le pongas un único interruptor crepuscular para las luces de todas las terrazas de la casa y evitar que los interruptores puedan funcionar por el día y toma ya, otro cable que recorre toda la instalación.
Encima, te vas enterando de las cosas tarde y mal. Te quedas mirando cajas que no has puesto, preguntas de quién ha sido y para que, pero nadie sabe contestarte. Preguntas al albañil y te dice eso de que el ha fijado las cajas que tu le has marcado. ¡Pero si  yo no la he marcado!
Por último, cuando vas a montar el mecanismo ves que los carpinteros han montado la cocina y dices ¡Dios mío! esto no va como me habían dicho. Vuelta a pasar algunos cables y es ahí dónde te enteras que esas cajas que tu no has marcado la marcó el carpintero con la clienta ya que ahí va el horno, allá vá el lavavajillas y no van dónde tu creías. Nos dá la sensación de ser los karate kids de la electicidad, pasar guía, despasar guía; pasar cable, depasar cable y a partir de ahora nos llamaremos Javi Sam y Juan Sam.
Cajas pequeñas, tubos demasiado justos, incomunicaciones entre cajas para los aliviar los recorridos y lo que faltaba, ahora te dice que el sistema centralizado de persianas lo tienes que montar tú, que le han dicho que lo del RF no es muy efectivo, que mejor con cables. Ahora es cuando dices eso de “Dios mío, quién me pone la pierna encima para que no levante la cabeza”.
Y a ver quién tiene “guevos” para decirle al constructor que habría que abrir regatas nuevas y poner tubos y cajas más grandes, con la mayoría de las paredes enlucidas ya.
Pero menos mal que hay solución para todo. Un poco de vaselina, un poco de maña empalmando las cajas de empalme, vamos cosas normales para un profesional.
Pero lo que mas me preocupa y  me quita el sueño son los actuadores de persiana y es que....¿que podemos montar que quepa en esas cajas tan pequeñas y tan llenas de cable?
Menos mal que Antonio encontró unos actuadores de persiana de la marca schalk de tamaño mini que van de cine para la situación y que te salvan la papeleta.
Y es que hay que ver como avanza la tecnología, tan pequeños y que buen resultado dan.
Tras pasar el cable y montarlos en las cajas de empalme, en las que apenas cabe un alfiler, el resultado no puede ser mejor.
Y lo mejor de todo es que una vez montados... ¡funcionan de cine!


Ya me veía yo usando los anteriores, con relés convencionales, que ocupan media caja de empalme.

La última vez que tuve que ir a buscar una avería en una instalación, me encontré estos MM1 de Adatec y cómo quedaban en las cajas de empalme, supongo que esto también es algo que depende del arte del instalador, ya que aún siendo las cajas bastante grandes, no es que le quedara una instalación muy aseada.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno, sigue contando batallitas!!!!

Juan Carlos Durbá Normant dijo...

Gracias por el ánimo.

La verdad es que últimamente me falta tiemopo.

Un saludo.